Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.convoscorrientes.com.ar/a/6053

Legionella: hace casi una década la UNNE viene planteando la necesidad de estudios epidemiológicos

Gran preocupación generó en las últimas semanas la aparición de casos de una desconocida enfermedad causada por bacterias en la provincia de Tucumán, que pudo ser identificada como Legionella. 

Desde el año 2014 el Instituto de Medicina Regional de la UNNE viene estudiando esta patología emergente y alertando respecto a la importancia de realizar estudios epidemiológicos e implementar medidas preventivas.

Legionella pnuemophila es una bacteria ambiental capaz de sobrevivir en un amplio intervalo de condiciones fisicoquímicas y de colonizar los sistemas de distribución y almacenamiento de agua potable, y dispersarse por el aire.

Esta bacteria produce una enfermedad conocida como "Legionelosis" o "Enfermedad del Legionario" que puede tener presentaciones clínicas leves o graves que incluyen fiebre hasta algunas neumonías potencialmente mortales.

En esa línea, la resonancia de los casos recientes registrados en la provincia de Tucumán, varios con la lamentable muerte de pacientes, reflejan la existencia de circulación de esta bacteria considerada como un importante problema de salud pública, pero aún poco estudiada en relación a otras patologías tanto a nivel mundial como en Argentina.

Desde la Universidad Nacional del Nordeste, hace casi una década investigadores del Instituto de Medicina Regional (IMR) empezaron a estudiar esta enfermedad, siendo la única institución de ciencia abocada al estudio sistemático de la Legionella en el ambiente.

"La vigilancia de este microorganismo en el agua de consumo humano representa el primer paso en pos de abordar el control de su diseminación hacia huéspedes susceptibles" exponían en ese entonces desde el Instituto de Medicina Regional, sobre la línea de investigación iniciada en la UNNE y que había despertado interés en otros centros científicos y de salud del país por ser una bacteria poco investigada.

Así, exponían que la baja tasa de casos podría estar relacionada a la falta de notificación de cuadros que se corresponderían a esta enfermedad, y no a la falta de circulación de la bacteria.

En el año 2016, estudios realizados en el IMR-UNNE lograron confirmar la presencia de la bacteria en depósitos de agua domiciliaria de la ciudad de Resistencia.

 
Inicio
Locales
Nacionales
Política
Salud
Información General
instagram youtube whatsapp